viernes, 4 de abril de 2014

EL DÍA EN QUE LAS TIZAS SE MANCHARON CON SANGRE:


...y mancharon las tizas con sangre
En el año 2007, los trabajadores de la educación neuquinos vivíamos una situación de lucha permanente por mejoras laborales. Tras años de reclamos desoídos por reivindicaciones laborales, el gremio de ATEN (Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén) comenzó el año con un nuevo plan de lucha. Luego de treinta días de huelga, el gremio decidió en asambleas cortar dos puntos estratégicos de las rutas provinciales con el objetivo de forzar alguna respuesta del gobierno provincial encabezado por Jorge Sobisch. Su respuesta fue contundente por lo brutal. El saldo de un operativo nunca visto en la provincia desde los tiempos de la dictadura militar fue la muerte del maestro Carlos Fuentealba, asesinado por el disparo de una granada de gas lacrimógeno mientras las columnas desconcentraban la manifestación.

http://www.encuentro.gov.ar/
sitios/encuen
tro/programas/ver?rec_
id=119897

Carlos Fuentealba era profesor de química, tenía 40 años, estaba casado con Sandra Rodríguez y tenía dos hijas. Su delito fue ser delegado gremial docente y participar pacíficamente, en el reclamo que organizó ATEN después de un mes de huelga, sin respuesta oficial del  entonces gobernador Sobisch.
¡ Inolvidable ya para la memoria donde todo está guardado, allí el maestro Carlos está presente, hoy y siempre.!!!